Una corredora, dos dorsales.

Era su mayor ilusión, pero se fue antes de que llegara el gran día. Sumida en la tristeza, guardó los dos dorsales que terminaban en 38 y 39, casualmente, el mismo número de años que estuvieron casados. Esta sería la primera convocatoria a la que no acudirían. Dejó, incluso, de ir a su panadería favorita…

La chica de ayer

Acababa de divorciarse, y sin saber por qué, recordó a Margarita. La nostalgia le llevó al anuario escolar de1980, ¡allí estaba!, aquella chica tenía algo que la hacía diferente a las demás. Se preguntó, qué habría sido de todos ellos. Llevado por ese interés, se animó a reunirlos, sería la primera concentración de su promoción.…