La mujer de la ventana

No quiero volver a verte nunca más, estoy harta de ilusionarme con tus llegadas, emocionarme con tus partidas, hurgar en tus maletas, de escuchar tus insinuantes silbidos… Cerró los postigos y alisó los cenicientos visillos, se apartó de la ventana. Desatrancó los pesados cerrojos y en el descansillo, junto al cubo de enmohecidas esperas abandonó…

Una corredora, dos dorsales.

Era su mayor ilusión, pero se fue antes de que llegara el gran día. Sumida en la tristeza, guardó los dos dorsales que terminaban en 38 y 39, casualmente, el mismo número de años que estuvieron casados. Esta sería la primera convocatoria a la que no acudirían. Dejó, incluso, de ir a su panadería favorita…

Candidato equivocado

Esta noche se lo pediré, le diré… que me ha llegado el momento. Las sensuales luces, en el rincón más íntimo de la habitación, rivalizaban con el champan helado. En una halagüeña caja corazón y haciendo juego con mi vestido, sus bombones favoritos. Mi sujetador y unas sugestivas braguitas, aguardaban, embriagados, con el último perfume…

La chica de ayer

Acababa de divorciarse, y sin saber por qué, recordó a Margarita. La nostalgia le llevó al anuario escolar de1980, ¡allí estaba!, aquella chica tenía algo que la hacía diferente a las demás. Se preguntó, qué habría sido de todos ellos. Llevado por ese interés, se animó a reunirlos, sería la primera concentración de su promoción.…