El hombre bala

No pudo encontrar la paz; quizá tampoco la buscaba. Momentos antes un público expectante de emociones fuertes le esperaba. Tras el silencio mortuorio respiró profundo, un olor a tulipanes frescos, el preferido de su amada, inundó toda la cápsula. Pensó en ella.
«Esta noche le daré la sorpresa. Llegó el momento de dejarlo; está será mi última actuación».
A la voz de «cinco, cuatro, tres, dos, uno» salió disparado. Repentinamente se desinflaron sus alas. Fue asombroso verla desde el aire del brazo del domador. Antes de estrellarse contra el suelo ya estaba muerto. Cada año, en el mismo sitio, florecen cinco tulipanes púrpuras.

images-1.jpeg                                                         Imagen tomada de la red

Micro presentado en ENTCerrados, para Esta Noche Te Cuento. Frases obligatorias «no pudo encontrar la paz», para el inicio. Para cerrarlo… «cinco tulipanes púrpuras».

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s