Una dulce y rosada venganza

  ¡Justo hoy se me pegan las sábanas! Me levanto como un rayo. Ultimo mi equipaje. Compruebo grifos y ventanas, llamo a un taxi y meto en el bolso el sobre para Mariano, el albañil. Anoche le llamé a casa pero no estaba, hablé con Marisi, su mujer y le dejé un recado; antes de…

Las tres herederas

“Carlos, ¡que tienes una edad!, sigues bebiendo y jugando, estás dilapidando la herencia de tu familia, piensa en las niñas. No me importa que salgas con otras mujeres, pero por lo menos tendrás cuidado de no dejar tu sangre repartida por ahí” “A ti eso no te incumbe, dentro de nada serás libre, es lo…

¿Nos conocemos?

Increíble lo que había conseguido aquel doctor con su cara. Cómo su nariz, ahora respingona, oteaba su frente, no sus pies. Su boca, apetitosa, incitaba a los besos. Sus pómulos tersos, el mentón fino y altivo, tal y como lucía la modelo de la fotografía que ella le entregó. Llevaba un rato observándose cuando notó algo…

Pidió socorro y nadie la auxilió

Compraba el pan, la carne, el pescado, la fruta… en el pueblo de al lado, decía que era más grande y más bonito. No le gustaba su iglesia, demasiado gótica, tampoco el cura, demasiado viejo. Detestaba a los niños, no le dejaban dormir la siesta. No se mezclaba con su gente, ¡ella no merendaba mortadela!.…

Y a ti, ¿qué te duele?

¡Esta puta pierna va a acabar conmigo, estoy hasta los mismísimos de este insoportable dolor! Hace dos meses que Ramón se levanta todas las mañanas con esta cantilena, decide ir al especialista: -Veamos, ¿dónde te duele? -¡Uf, aquí, en el tobillo, lo tengo hecho polvo!. Le refiere con un triste rictus de oreja a oreja.…

Sin palabras…

Corrí como una bala porque acababa de recordar que había dejado en la sartén, dorándose, unos ajos. El humo empezaba a salir por el pasillo y me impedía ver con claridad cuando entré en la cocina. Rápidamente retiré del fuego la sartén al mismo tiempo que le gritaba a mi marido… -¡Por dios, estabas aquí!,  ¿Por…