Una mirada certera

Llevaba horas siguiendo su rastro, el inequívoco estigma sobre los blancos copos, le excitaba, presentía que cada vez estaba más cerca. La escopeta desafiante, a la espera del dedo apuntador. Se aproximaba, con sigilo, muy despacio, se recrudecía su ansia. Temblaba. Un mínimo rumor le haría perder su trofeo, se desvanecería su tesoro.                                                                                                                                                                      Dormita en su mecedora. Ahora dispone de mucho tiempo y aprovecha hasta el último rayo de sol de la tarde. Luna y Nube lo olisquean todo… hasta llegar a sus babuchas. Al abrir los ojos una tristeza asoma a su cara. Abuelo, le digo, ¡que ya ha llovido bastante! Lo sé, Lucía, pero no puedo evitarlo, estas juguetonas me devuelven aquella mirada… la de una madre aterrorizada más por el desamparo de sus lobeznos, que por su propia muerte.

HHzZJDhqPnIEnWt-320x240-croppedImagen de Google

Microrrelato presentado en ESTA NOCHE TE CUENTO

Este mes nos inspiraba este precioso dibujo de Nicoletta Ionescu…. 

01

Anuncios

10 comentarios en “Una mirada certera

  1. Hola, Rosy.

    Me encantó el micro. Habla de cosas conocidas y universales como el amor de las madres a sus crías, en cualquiera de las especies.
    Creo que es precioso, a ver qué opinan los jurados, pero para mí lo es.

    Besos, rebonita.

    • Yo sí que sé de buenos micros, tú no, jajaja, la prueba es que yo acerté en diciembre sobre tu “Super Navidad” y si no, mira mi comentario, aunque también digo y lo sigo manteniendo, que no tenía que haber sido una simple mención.
      Este es normalito. Y en esto de los concursos, pienso que la mayoría de las veces no depende del que escribe si no, de quien lo lee.

      Un abrazo preciosa, gracias por venir.

  2. Rosy, muy buen relato. Me gusta el suspenso que le imprime en el primer párrafo y el cambio de escenario en el segundo, obliga al lector a estar atento del final. Es un micro para ser tomado en cuenta.

    Saludos.

  3. Me has recordado mucho a la escena de la película de Bambi, nunca la olvidaré porque llevé a mi pequeña y en ese momento empezó a decir la mamá, la mamá entre lágrimas y nos tuvimos que marchar.
    Muy emotivo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s