BIENVENIDA LUCÍA

Diminutos copos de nieve blanquean la carretera. Con frío y tardío llega al hospital. Abre la puerta, despacio, para no molestar a la paciente que duerme. Se topa con la cuna, una inquieta y preocupada sonrisa le delata, su mujer serena, con los ojos cerrados, le dice: “Voy a quererla con toda mi alma”. Un…