Te conozco bacalao, aunque vayas disfrazao

—¡5.000 pelas, tronca… vaya un marrón! Empezamos bien las vacas… —Tranki, tía, que el picoleto venía rayao, ¡si nada más pararnos empezó la movida!… que si el cinturón, que si los papeles del buga, que si la ele… —¿Y el rollo macabeo que nos largó después?, ¡que vaya pintas…… que ya no hay valores… que…

Picaresca a la rumana

Me lo encuentro cada mañana en el barrio donde vivo, con su balanceo, su gorra deslucida y esa mirada asilada en sus atribulados ojos. “El chico extranjero me entristece”, le comento a veces a mi marido. Pero él sabe que no escucharé sus cansinas reticencias ni el manido proverbio chino de la caña y el…

Y tú, qué desayunas…

La familia García sentada a la mesa de su flamante salón, se dispone a desayunar. El padre, Roberto, se sirve: Un café instantáneo sin cafeína, dulce, pero suave, con semidesnatada, sin lactosa, a las nueces, con sacarina. En unas rebanadas a las doce semillas, sin corteza, sin sal, sin azúcar, unta margarina vegetal, sin grasas.…

BIENVENIDA LUCÍA

Diminutos copos de nieve blanquean la carretera. Con frío y tardío llega al hospital. Abre la puerta, despacio, para no molestar a la paciente que duerme. Se topa con la cuna, una inquieta y preocupada sonrisa le delata, su mujer serena, con los ojos cerrados, le dice: “Voy a quererla con toda mi alma”. Un…