Cosas en el tintero

Mientras la impía lluvia borraba la rayuela, les esperaba sentada en su mecedora. El bolso de charol colgando de su brazo, dentro, las agujas y la rebequita de lana, antaño blanca y que paciente aguardaba su otra manga. Hoy se había hecho un moño, con dos horquillas, ya no necesitaba tantas, y untado bien de colonia. En su mente dos cosas importantes que decirles; que su padre se había ido de casa, y que si era niña, la llamasen como a ella. Entretanto y sin saber por qué, canturreaba palabras sueltas; coche, mojada, árbol, noche, carretera…

Imagen                                                                   Esta preciosa foto, la he cogido prestada de la red.

Micro presentado al Rec, ahora ya despojo.

Anuncios

32 comentarios en “Cosas en el tintero

  1. Como te decía en facebook Rosy, no desesperes que la llamada es solo cuestion de tiempos, y a las pruebas de este micro me remito, buenos ingredientes, una historia con tintes tristes en la superficie pero con muchas cosas en las profundidades (lo que se suele llamar la otra historia), siendo un buen ejemplo de esa técnica del iceberg que tanto procesan los clásicos.

    Me gustó Rosy. Suerte para la próxima.

    • Gracias Alfonso, la satisfacción de escribir historias creo que va más allá, aunque claro, a nadie le amarga un dulce. Gracias por tu comentario, sin duda resucitaría a un muerto…;-)
      Me imagino que también habrás presentado el tuyo, suerte también para ti, en la próxima.

  2. Como suele decir Towanda, vas in crescendo y se nota semana a semana en tus micros. Y, si no te llaman, es porque solo pueden ser tres y somos muchos. Un abrazo, Rosy.

  3. Rosy, ayer pasé toda la tarde con una señora igual a la que describes: Intenté hacerle recordar cuando me enseñó a hacer unos flecos y ella me hablaba de su marido fallecido en la madrugada y lo mezclaba con las enaguas que le había hecho a sus nietas, y el taller de costura donde trabajaba de joven y se reía, y se quedaba perdida y volvía y de nuevo a sonreír y otra vez ser perdía, y al mismo tiempo derramaba ternura.
    No he podido evitar recordarlo con tu micro, que me ha gustado mucho. Muchas felicidades y suerte para la próxima.
    Besicos muchos.

  4. ¡Ay, mi Rosy! que me ha puesto los pelillos como escarpias.
    Es dulzura, ternura, amor, perdón, esperanza… Es precioso, querida amiguita.
    Estoy emocionada porque me ha encantado.
    Un beso muy grande, que te adoro.

  5. Cuanta soledad, vulnerabilidad y tristeza me ha trasmitido tu micro. Has pintado con las palabras una escena que nos has hecho ver como si de una escena cinematográfica se tratase. Me ha emocionado Rosy

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s