El castigo

Mientras su padre cerraba la tapa del contenedor del garaje, escuchó aquél débil gemido, y revivió aquella imagen… agarró con fuerza el palo.

Entonces, lo levantaba en volandas y le metía dentro, muerto de miedo se acurrucaba con la cabecita escondida entre sus rodillas, esperaba a que transcurriera la dos horas que le aplicaba cada vez que se portaba mal.

Él y su hermano mayor, nunca lo superaron, sabía que su hermanita tampoco… abrió la tapa de aquél maldito contenedor que empezaba a teñirse de rojo...

ImagenLa foto la he cogido prestada de Google

 Otro micro que no llegó a ser ni despojo…

Anuncios

17 comentarios en “El castigo

  1. Hola, Rosy.
    Duro, duro… Pero buenísimo. ¿Por qué narices no te animarías antes a enviar tus cosas?
    Nunca se sabe, guapetona, donde está la suerte.
    Me imagino la escena que describes tan sutilmente y me dan escalofríos.

    Besos, bonita.

    PD: Me gusta el nuevo formato de tu blog.

    • Pues no lo sé, los hacía y me olvidaba de ellos…jajaja
      Necesitaba un empujoncito para tomármelo en serio… ya ves.
      Gracias, guapa.
      Este formato de blog es más adecuado, ayer estuve todo el día busca que te busca, hasta que me decidí por este, de verdad te gusta?
      Un besote.

  2. Primero, creí que me había metido en el monte en vez de en tu pinar. Se ha quedado muy bonito.
    El micro muy bueno además de crudo. Recuerdo este principio, no sé si hice algo o lo tengo a medias, me resultó un poco difícil de proseguir, pero el tuyo ha quedado de poner la piel de gallina, perobuenísimo.
    Besicos muchos.

    • Jajajaja es el suelo de mi pinar, pero lo más importante es que esta plantilla se acerca a lo que buscaba.
      Gracias por tus palabras Nani. Te cuento que, precisamente esta mañana estuve fisgando tu blog, me quedé atónita por la fecha en que lo creaste, junio del 2007, no?, yo en esa época aún no había descubierto los blogs. Vamos que eres una adelantada, ¡una bloggera precoz!
      Gracias por tu visita.
      Un besote

      • Sí Rosy, ya llevo algún tiempo (2007) haciendo cositas (unas veces mejores y otras no tanto, unas veces con más asiduidad y otras no tanto) y precisamente el blog me lo abrió mi hija, cuando no sabía como andar por él y me quedaba bloqueada a cada instante, pero poquito a poco, sigo en la brecha. El nombre se debe al libro que leía por esos días: “La Casa Encendida” de Luís Rosales. Y como te digo, fue ella la que me animó a que colgaara las cosas que tenía escritas y las que después fueron saliendo. Ha sido un gustazo seguir adelante aunque a veces cueste o den ganas de tirar la toalla, pero he aprendido mucho de todos vosotr@s y eso no se paga con nada.
        Besicos muchos.

  3. ¡Qué duro Rosy! El realismo que lo impregna te hace pensar en que algo así puede ser real.
    El formato del blog mucho más claro, amplio, me gusta más que el anterior.
    Un beso.

  4. Hola Rosy! tu micro destila la amargura de todo aquello que duele y no se puede olvidar. Es durísimo. Y recuerdo que esa frase del contenedor nos dejó una impronta con muchos micros ajenos a lo fantástico. No como esta semana, en la que la fantasia ha brillado con su presencia.

    Te animo a continuar sin desfallecer. Teje sin descanso tus frases, releélas tantas veces creas necesario hasta que plasmen aquello que quieras contar. Borra de tu cabeza lo que ya tienes en mente y relee con la mente en blanco, como si fuera un micro de otro que has de entender a la primera. Ese es mi consejo. 🙂

    Un besazo desde mis palabras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s