¡Me siento tan mujer!

 

mujer_volando

Le parecía increíble, como en un sueño. Su pelo al viento, mientras todo lo de abajo se hacía más pequeño. Las casas, los coches, minúsculos, anclados en la carretera. Los caminos, serpenteando montañas, hasta donde la vista le alcanzaba. Se sentía libre, intrépida, dinámica, ¡volaba!. Llevaba deseándolo desde los 13 y ahora con 45, gracias a su perseverancia, cumplía su deseo. Aún recuerda cuando las veía por televisión, qué envidia, poder sentirse como ellas, realizada, segura, más mujer. Pero su madre siempre tenía palabras de aliento… “No desesperes cariño, que aunque yo no lo haya conseguido, tú volarás algún día”. Ella se lamentaba… ¡Cómo no me crezcan alas!”.                                                                                                                                                         Ansiaba el momento de pisar tierra y zampárselo a sus amigas, incrédulas y desconfiadas, esas que decían que eran mentiras, patrañas de la tele.

Los fogonazos de una descomunal tormenta amenazan con anegarlo todo. Azorada se levanta. El frío eriza su piel, se cuela por sus pies desnudos y sube hasta su sien. Siente un dolor agudo que le obliga a encogerse, corre al cuarto de baño… ¡Vaya, otra vez la regla, la maldita regla!”

                                       

La imagen es de Google          

Anuncios

10 comentarios en “¡Me siento tan mujer!

  1. Hola, Rosy.

    Jó, te van a contratar los de Ausonia, ya te vale.
    El cuento es una joya sobre todo por el final que unifica lo que pensamos la mayoría de las mujeres, a las que no nos engañan con mitos de que somos mujeres y de que aunque llueva o truene estamos la mar de bien con nuestro pañalín… Divertido, como lo eres tú.
    Me gustó mucho.
    Besotes,

  2. Ayyyyyyyyyyyy Rosy como somos las mujeres y cómo nos han enseñado a que nos sintamos, porque todo eso lo hemos mamado!! Me ha encantado tu sentido del humor y ese final que es la guinda del pastel. Me has arrancado una sonrisa y ese “Ayyy” que dice todo para nosotros y nada, para otros muchos.
    Besicos muchos.

  3. Bueno, todo iba sobre ruedas, que lastima que al final la realidad vuelve al protagonista a la realidad. Buen micro. Un fuerte abrazo, Sotirios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s